26 de junio de 2017 . Celebraciones

Cuando un evento se convierte en una fiesta viajera

Cada vez está más de moda organizar fiestas temáticas, eligiendo un tema con connotación para los anfitriones y, sobre el que gire todo el evento con armonía.

Buscando siempre creatividad y personalización.

El primer detalle con el que sorprender a nuestros invitados e indicarles cómo será el evento es la invitación.  Esta ya ha de ser referente indispensable del tema elegido.

La decoración juega un papel básico y fundamental. A través de ella lograremos el ambiente tan deseado, recreando el espacio elegido y haciendo uso de elementos decorativos como cartelería, maletas, bolas de mundo, aviones, bicicletas … siempre utilizando la imaginación, en donde cada mínimo detalle sume.

El protocolo de mesas o seatting plan también ha de estar relacionado con el tema, dando mucho juego los medios de transporte, países, tarjetas de embarque …

Y por último, el recuerdo con el que obsequiar a nuestros invitados; el souvenir debe estar muy bien pensado, pues no solo vale que vaya acorde con el tema, si no que además ha de ser útil y práctico.

Y siempre dándole ese toque vintage tan de moda hoy en día y que casa a la perfección con el tema.

Os ofrecemos una sucesión de decorados sobre espacios, que hemos llevado a cabo con el tema de referencia en estos últimos meses, y que han constituido un sinfín de detalles.