Nuria Pascual

Nuria Pascual

Enamorada es poco. En cuanto entramos en la finca supimos que tenía que ser allí. El camino hasta la entrada desdice el lugar, pero en cuanto subes el puente que cruza el río no puede ser más bonito. Tuvimos la suerte de poder alquilar el casón y la carpa para celebrar la boda. En el jardín de la carpa celebramos la ceremonia civil y el cóctel. En el casón la comida, el baile y en el patio tan bonito con las luces de verbena, estuvieron los peques con la animación. Pero no todo es la finca, Marta es la persona que termina por hacerla mágica. Nos ayudó con todos los preparativos, la decoración, terminar de vestir a mis hijas (gracias de corazón) para que todo saliese a la perfección. Qué pena que solo nos casemos una vez.

NUESTRA FINCA DESDE EL AIRE

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar